Funcionamiento de las torres de enfriamiento Humedas

Relleno de hojas de asbesto cemento para Torre de Enfriamiento

El enfriamiento sufrido por el agua en una torre de refrigeración se basa en la transmisión combinada de masa y calor al aire que circula por el interior de la torre.

 

El agua entra siempre por la parte superior y es distribuida de tal forma que establezca el mejor contacto posible con el aire atmosférico que asciende procedente de la parte inferior de la torre (Aumentando la relación Área/ Volumen del agua). Para lograr este efecto, el agua se pulveriza y se reparte uniformemente con la ayuda de unos aspersores o pulverizadores sobre un empaquetamiento cuya función es incrementar el tiempo de residencia del agua y aumentar la superficie de contacto entre el agua y el aire ambiente que asciende por la torre.

 

Los mecanismos de transferencia de calor y masa que aquí suceden se detallarán más adelante en el apartado de “Transferencia de masa y enfriamiento evaporativo”.

 

La corriente de aire que asciende por el empaquetamiento puede arrastrar gotas de agua, por lo que arriba del empaquetamiento se instala un eliminador de gotas que hace que las gotas que ascienden vuelvan hacia el empaquetamiento y no salgan al exterior de la torre.

 

La región situada debajo del empaquetamiento contiene las gotas de agua que han sido enfriadas después de pasar por el empaquetamiento, las cuales son recolectadas y llevadas de nuevo al condensador o al lugar donde se requiera esta agua enfriada.

 

El límite teórico de enfriamiento para este tipo de torres es la temperatura de bulbo húmedo del aire ambiente (es la menor temperatura que puede alcanzar el aire por evaporación), por lo que será la temperatura más importante para este tipo de torres.

 

A la diferencia entre la temperatura del agua a la entrada y a la salida se le denomina rango.

 

A la diferencia entre la temperatura del agua a la salida y la temperatura de bulbo húmedo ambiental se le denomina aproximación o acercamiento. Este parámetro es una función de la capacidad de la torre y normalmente tiene un valor del orden de 7°C, llegándose a un mínimo de unos 3°C.

 

Este tipo de torres son las más recurrentes cuando se trata de condensar el vapor procedente de las turbinas en un ciclo de potencia, aunque como se verá más adelanten, existen muchas alternativas para realizar esta labor.

 

En las siguientes figuras se pueden apreciar los diferentes componentes de una torre húmeda así como los caminos que siguen el aire y el agua y la distribución de las temperaturas a lo largo de la torre en flujo contracorriente 

refacciones para torre de enfriamiento

Fabricación y Refacciones para Torre de Enfriamiento


Escribir comentario

Comentarios: 0